Las habilidades que marcan la diferencia en los proceso de selección

Las 7 habilidades en Selección

Las habilidades que marcan la diferencia en los proceso de selección

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos aprox.

Los procesos de selección han evolucionado mucho. Antes se valoraban mucho más las habilidades conocidas como “hard” o habilidades técnicas y de conocimiento. Desde hace ya unos años éstas habilidades han pasado a un segundo plano dejando paso a las habilidades más “soft”. Son generalmente más subjetivas y difíciles de alcanzar, en referencia a las cualidades y características personales e interpersonales. La ventaja de las habilidades “soft” es que dan a los/las empleados/as una visión más profunda de su potencial de contratación.

A continuación encontrarás algunas de las habilidades sociales más importantes a considerar en los procesos de selección:

Comunicación: Sabemos que es muy obvia, pero vale la pena repetirlo; la habilidad de comunicación nunca debe ser subestimada en el reclutamiento. Comunicación significa ser capaz de articular bien, escuchar y también ser consciente del lenguaje corporal. Nos referimos a la capacidad de comprender y ser comprendido, junto con la voluntad y la capacidad de escuchar.

Colaboración: Échale un vistazo a la mayoría de los curriculums donde que se centran en los logros individuales, pero en la mayoría de los puestos se necesita un jugador de equipo, alguien que sea capaz de colaborar. Pedir a los/as candidatos/as ejemplos sobre los proyectos en grupo donde han participado, ya sea como líder o en un papel de apoyo, es una manera de averiguar su estilo de colaboración.

Motivación: Todos las empresas quieren personas con iniciativa que sean capaces de trabajar con un mínimo de supervisión. La motivación es difícil de medir, pero un curriculum que refleje una vida variada y activa fuera del entorno de trabajo es un buen indicador de alguien que es curioso y, por tanto, más propensos a ser auto-motivados.

Creatividad: La creatividad es uno de los más buscados, ya que generalmente trae consigo innovación y habilidades para resolver problemas. También es una habilidad algo innata, aunque eso no quita que se pueda desarrollar con los años.

Flexibilidad: La creatividad suele ir acompañada de flexibilidad, lo que trae consigo una actitud positiva. Los/as candidatos/as flexibles demuestran la capacidad de pensar fuera de lo establecido y están seguros de que todo saldrá bien también. Poseen la capacidad de adaptarse a los cambios y retos en lugar de permanecer en una trayectoria fija.

Paciencia: Una de las competencias transversales es la paciencia, pues es esencial para el éxito de proyectos complejos a largo plazo que requieren un trabajo en profundidad y los altos niveles de concentración. No es una cualidad fácil de medir, pero una característica muy útil en un/a candidato/a.

Fuerte ética de trabajo: Los de mejor desempeño tienen una fuerte ética de trabajo y determinación para alcanzar los objetivos. Esta es otra habilidad difícil de evaluar, pero debería ser evidente a partir de los logros del/la candidato/a.

A medida que más empresas persiguen a los mejores talentos, las habilidades sociales seguirán creciendo en importancia. Mientras que las habilidades “hard” se pueden aprender, las habilidades “soft” son difíciles de alcanzar, pero que, a menudo, puede significar la diferencia entre el éxito y el fracaso en una contratación.

Autor: Alicia León, Consultora de RR.HH.

No Comments

Post A Comment