COMPROMETER A LAS PERSONAS ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE UNA FORMACIÓN

COMPROMETER A LAS PERSONAS ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE UNA FORMACIÓN

El mundo de la formación, del desarrollo individual y/o colectivo, o llamémoslo como queramos, está en un pleno proceso de cambio. La llegada de los “millenials”, las nuevas tecnologías, la gamificación, etc…, están haciendo mutar las metodologías tradicionales a sistemas nuevos más adecuados a la época en la que vivimos.

Lo que no cambia es la esencia de la formación. Y una de sus barreras no varía.

En muchas ocasiones, los facilitadores nos encontramos con un problema: la baja prioridad que le otorgan las empresas o los profesionales a la formación. Es comprensible: tienen una larga lista de cosas que hacer cada día, de gestionar personas en muchos casos…y la formación puede convertirse en una carga más que en una preferencia.

Y nosotros, los formadores. ¿Cómo nos aseguramos de que el cambio real de comportamiento ocurre?

Para empezar, y bajo mi experiencia basada en casos de éxito, se debe pensar en la formación como algo más que un hecho que sucede una sola vez. Necesitamos una estrategia que involucre a las personas antes, durante y después de la capacitación.

Aquí van algunos tips para hacer esto.

Involucrar a los participantes ANTES del training:

1. Enviar una campaña
Dicen que la primera impresión es la que cuenta. Es importante comenzar bien si queremos animar a los participantes a estar en la sala, conseguir compromiso y demostrar la relevancia que tiene para ellos de estar allí.

Un plan de comunicación que incluya mensajes sobre la formación puede generar interés, chispa y se puede realizar a través de un método tan sencillo como enviar una serie de correos electrónicos.

2. Incorporar storytelling
Una forma de enganchar a los participantes es utilizar una historia o un tema general. En los juegos serios, la historia es una narración que transcurre a través de un juego o establece la razón por la que se está jugando el juego.

El “Viaje del héroe” es uno de esos temas que se pueden utilizar en proyectos de formación. Casi siempre guía hacia una historia poderosa e inspiradora. Por ejemplo, cuando se necesita motivar a los empleados la creación del viaje del héroe es un buen punto de partida.

Involucrar a los participantes DURANTE el training:

1. Utiliza el aprendizaje basado en juegos
La neurociencia nos ha demostrado que los juegos son muy útiles para el aprendizaje. Una de las razones de esto es la sensación de “diversión” que crean.
Combinar la historia, la estética y la mecánicas facilita el cotrabajo con las preguntas y respuestas en el juego. El flow y el compromiso que proporciona el aprendizaje basado en juegos pueden tener un impacto poderoso sobre cómo se recibe la formación.

2. Gamica el contenido
Gamificar permite agregar elementos del juego como puntos, insignias, tablas de clasificación y niveles al contenido para crear una experiencia más motivadora. Poner a disposición de las personas estas motivaciones extrínsecas en una formación puede estimularlas a completar el training que de otro modo encontrarían poco inspirador.

3. Menos hablar y más hacer
Es muy difícil para los facilitadores eliminar contenido. Nos gusta lo que transmitimos. Pero eso no significa que no se puede reducir ese contenido. Las proyecciones de powerpoint o prezi con contenido estático van desapareciendo. Hay que enfocarse en que las personas practiquen e interaccionen más. La clave es planificar actividades que se vinculen directamente con cada objetivo de aprendizaje.

4. ¡Desafíalos!
En lugar de enumerar objetivos de aprendizaje, comienza con un desafío, no lo esperarán. El reto y la novedad son elementos clave para la felicidad. Y las personas más felices tienden a tener más energía y a estar más involucrados.

Debido a que la novedad requiere más trabajo del cerebro, lidiar con situaciones nuevas evoca respuestas emocionales más intensas y hace que el paso del tiempo parezca más lento y más productivo.

5. Crear un entorno de aprendizaje colaborativo
Aunque el desafío y la novedad aumentan la felicidad, otro elemento muy importante para la felicidad son los vínculos. La gente literalmente brilla y se dirige hacia el cambio tan rápido como situaciones jugadas le presentamos.

Involucrar a los estudiantes DESPUÉS del training

1. Espaciar los conceptos de aprendizaje y repetir con el tiempo
Las investigaciones demuestran que el aprendizaje rara vez se realiza en una sola vez. Hay que reforzar los conceptos con el tiempo de manera individual y/o colectiva para ayudar en la adquisición del aprendizaje a largo plazo.

Al ampliar el recorrido de las personas, también aumentan los beneficios de la repetición espaciada: retienen más conocimientos con mayor facilidad cuando tienen la oportunidad de aplicarlo varias veces durante varios días o semanas.

2. Reforzar la formación con micro-aprendizajes y mini-actividades
Diseñar contenido y actividades a realizar para completar el impulso hacia la maestría. El contenido cambia, y con sólo “repetir” el juego durante varios días o semanas conducirá al participante al dominio.

Son muchos los caminos para comprometer a las personas y en este artículo presento las que me parecen más relevantes. Estoy seguro que se te ocurren muchas más y, si es así, te invito a que lo compartas.
Espero que el post te haya gustado y que puedas sacarle el máximo partido y si además puede servirle de ayuda a alguien, siéntete libre de compartirlo en las redes sociales.

Sergi Carmona

Director Área de Desarrollo y Formación de Talento

No Comments

Post A Comment